Es a los niños leoneses quienes mas disfrutan de la bendición de los Ramos, que se celebra en la plaza de Botines, en el centro de la ciudad. “la Borriquina”, como popularmente es conocida esta procesión,  es otra de las tradiciones que se conservan en León y el el propio obispo el encargado de congregar multitud de personas que levantas sus palmas para ser bendecidas.

La imagen fue restaurada el pasado año y es acompañada por ciento de niños que, ademas, deben estrenar alguna prenda, como es tradición en León.

 

Obtener Ruta

Para:   mostrar opciones
Desde:
Hacia: